Noticias

Comunidad

Proyecto “Tripulemos la Mack” en la recta final

Fotos Portada Noticia
Foto: 9a. Compañía CBS

Se trabaja en los últimos detalles, buscando despertar la máquina y que vuelva a recorrer las calles de Santiago.

En el año 2013, motivados por salvaguardar el Patrimonio Cultural y Material, la 9ª. Compañía del Cuerpo de Bomberos de Santiago (CBS), retomó los trabajos para cumplir su antiguo anhelo de restaurar su Bomba marca Mack modelo 45 S, traída desde Estados Unidos en el año 1950.

El proceso de restauración, comenzado el año 2000, luego de haber rescatado la bomba desde la comuna de Lonquimay, IX región de la Araucanía, debió ser interrumpido por múltiples dificultades tanto técnicas como económicas y requirió la elaboración de un nuevo proyecto para ser finalizado.

Por las características y magnitud del plan, se hizo factible recurrir a fondos externos de la Institución, reduciendo al mínimo posible la inversión de recursos propios. Así y con toda la documentación requerida, se postuló al Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y las Artes (FONDART) del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA) del Gobierno de Chile.

En diciembre del año 2015, la Institución y la 9ª. recibieron una excelente noticia: con Folio 217313, el CNCA comunicó que se aprobaron los recursos para el proyecto “Tripulemos la Mack; Restauración del carro Bomba de la Novena Compañía “Bomba Yungay””.

  • Sobre la Mack y su historia

La bomba Mack-Hale, fue traída a Chile por la firma Salinas y Fabres, especialmente adaptada en el país por la empresa de carrocerías del señor Carlos Lavanchy, para satisfacer los requerimientos de la Institución en el año 1950.

En esta “transformación”, se incorporaron “pollos” laterales, estanque de Agua con capacidad de 500 litros y butacas en la parte trasera, para así aumentar la capacidad de tripulación. Esta implementación, convirtió a esta bomba y sus pares, adquiridas para la 1ª, 5ª y 13ª Compañías, en ejemplares únicos en el mundo y fieles exponentes de la armonía bomberil en Chile, que recoge lo mejor de las tecnologías norteamericanas y europeas.

  • Sobre su nombre

La Mack, fue bautizada con el nombre del fundador Aniceto Izaga, sirviendo en la 9ª Compañía por más de una década, donde sería testigo de la entrega del mártir Benjamín Fernández Ortiz, en el incendio ocurrido en Roman Spech con Nueva Matucana, el 22 de noviembre de 1956.

Luego de cumplir su ciclo en el cuartel de Plaza Brasil, fue reemplazada por la Berliet GGK y puesta a disposición de la Institución para redestinarse a alguna de las brigadas que comenzaban a gestarse durante la década del 60, siendo asignada a la actual 17ª Compañía. Sus últimos servicios en la Capital, fueron como bomba de reemplazo del CBS antes de pasar a prestar servicios en el sur, donde aún con su motor y cuerpo de bomba, en óptimas condiciones, presó valiosos servicios en el Cuerpo de Bomberos de Temuco y en el de Lonquimay, Región de la Araucanía.

En este último lugar, el frío extremo y la nieve del invierno jugarían una mala pasada, deteniendo su motor hasta la actualidad.

  • Sobre la comisión “Tripulemos la Mack”

La 9ª Compañía tuvo varios intentos por recuperar esta preciada máquina. El primero y más valioso, fue su recuperación y traslado desde la IX Región, movilización financiada del propio bolsillo de sus Voluntarios. Adicionalmente, se gestaron tres proyectos serios de restauración, los que se vieron truncados por la necesidad de priorizar inversiones fundamentales en el servicio activo de extinción de incendios.

Con estos antecedentes y ante la imposibilidad de destinar recursos propios en la cantidad necesaria para la restauración, nace el proyecto elaborado por los Voluntarios Manuel Letelier Quinteros, Eduardo Berríos Roa, Alejandro Cabrera Correa, Francisco Acuña Fuenzalida, que integran el equipo técnico mecánico, y Sebastián Zapata Molina, Gonzalo Zapata Molina y Sebastián Berrios Roa, miembros del equipo de difusión cultural.

El trabajo de esta comisión, ha sido coordinado por el Voluntario Activo Alejandro Cabrera Araya y supervisado por el Director de la 9ª Compañía, señor Pablo Núñez Soto y el Vicesuperintendente de la Institución, Marco Antonio Cumsille Eltit.

  • Sobre el Planteamiento del Proyecto

El ideal de la 9ª Compañía, recibió por nombre “¡Tripulemos la Mack!” y fue presentado a concurso público del Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y las Artes, Fondart Regional, convocatoria 2016, en la línea Patrimonio Cultural Material, instancia en la que obtuvo una puntuación sobresaliente, adjudicándose el financiamiento -casi total- para su restauración.

El diseño del proyecto, consideró dos ámbitos de trabajo: el primero, correspondiente a la restauración mecánica de la bomba automóvil, desde un enfoque cultural, a fin de salvaguardar el patrimonio cultural material de la Institución y de la 9ª Compañía, mientras que el segundo, focalizado a la difusión de este patrimonio, donde se hizo una orientación social, a fin de permitir que los vecinos del barrio, Bomberos y cualquier interesado, goce la experiencia de ver en funcionamiento una reliquia de bomberos.

  • Sobre las etapas cumplidas y los próximos desafíos

Para la difusión del proyecto, se consideraron recursos digitales, páginas webs y redes sociales, como también elementos tangibles y actividades concretas. En esta línea, se elaboraron 500 imanes y 500 stickers para repartir en el Día del Patrimonio Cultural, efectuado el 29 de mayo del 2016, actividad donde se exhibió la Mack. Este sería el último evento, antes de ser llevada a los respectivos talleres donde se trabajó en su restauración.

En la actualidad, el proyecto tiene significativos avances, entre los que destacan:

  1. Sistema motriz, extracción y restauración del motor original.
  2. Confección de radiador
  3. Ajuste de frenos, dirección y suspensión.

 

En lo relativo a la carrocería, se realizó un  desarme total, limpieza, emparejamiento y preparación de superficies a pintar, fabricación de piezas rotas y faltantes, restauración de cromados y pintura de carrocería.

Así, comienza la recta final. Pronto, muy pronto, el motor de “La Mack” despertará, permitiendo que esta bomba “renacida”, vuelva a recorrer las calles de Santiago con los Voluntarios de la 9ª Compañía a bordo.



Compartir esta noticia:

Comenta esta noticia: