Noticias

En la Memoria del CBS

Hombres con Alma de Fuego: Eduardo Rivas Melo

Fotos Portada Noticia

El joven Bombero de la Decimotercera que cayó en el trágico incendio de la Torre Santa María.

Era una tranquila mañana la del sábado 21 de marzo de 1981, cuando a las 10:15 horas, se daba la alarma de incendio en Avda. Santa María y Pedro de Valdivia Norte, por aquel entonces territorio del Sexto Cuartel.

Siete Trecerinos tripularon la “Berliet”, carro que poseía la Decimotercera Compañía en esa época, entre ellos el joven Voluntario Eduardo Rivas Melo.

Una de las construcciones más altas de Santiago ardía en llamas: la Torre Santa María.

El fuego era visible a gran distancia, en toda la capital. Violentas lenguas de fuego consumían los pisos superiores de su alta estructura, luciendo espectacular en la primera mañana de otoño.

Un despliegue único de carros y personal, liderados por el Comandante Mario Ilabaca Quezada, atacaba sin vacilar el que sería uno de los siniestros más complejos que el Cuerpo de Bomberos de Santiago ha debido combatir en su historia.

Un incendio cruento y de grandes proporciones, con víctimas fatales producto de la desesperación inicial de los habitantes de la edificación, los cuales saltaban al vacío sin medir lo que estaba pasando.

Se trabajo arduamente, con ingenio y por largo tiempo en altura.

Al terminar su labor formó la Compañía para pasar lista. Faltaba uno.

El joven Voluntario Eduardo Rivas Melo había muerto asfixiado en el interior de la Torre cumpliendo el deber de luchar contra el fuego y salvar las vidas inocentes.



Compartir esta noticia:

Comenta esta noticia: