Noticias

En la Memoria del CBS

Hombres con Alma de Fuego: Johnson, Ramírez y Cato

Fotos Portada Noticia

Tres herederos de Jose Luis Claro Cruz que se llenaron de gloria y honor.

Es el mediodía del jueves 17 de marzo de 1887, y una alarma de incendio es ordenada en la casa del Vicente Morelli, ubicada en Calle de San Miguel (hoy Avenida Ricardo Cumming), muy cerca de la Alameda de las Delicias (hoy Avenida Libertador Bernardo O’Higgins).

Unos cuántos minutos después acudía la Tercera Compañía al lugar, y con igual rapidez se armaban las mangueras, se daba colocación a la bomba de palanca y se introducían los pitones hasta el centro mismo del fuego.

Se había distribuido ordenadamente el numeroso personal que acudió al toque de la campana de alarma y colocado a cargo de uno de los pitones a tres de los más jóvenes y entusiastas Voluntarios: Luis Segundo Johnson Ulloa, Rafael Ramírez Salas y Víctor Cato Velasco.

Se había impedido el avance del fuego a las propiedades vecinas, y sólo había que apagar algunos escombros. Se retiraron las Compañías, quedando de guardia la Tercera y Octava.

Nada hacía sospechar la proximidad de una tragedia, la cual iba a terminar tranquilamente la jornada.

Una muralla se derrumbó estrepitosamente, sepultando a los tres pitoneros.

Una nube de tierra cubre la cruenta escena, y transcurren momentos que parecen siglos. Al cabo de unos eternos minutos son extraídos de entre los escombros los cuerpos de Johnson y Ramírez, y después de esta horrible y penosa tarea, se encuentra el cuerpo inmóvil y expirante de Víctor Cato.

Johnson, que al parecer es el menos herido de los tres, tiene aliento para sonreír.  Ha sufrido graves lesiones internas y fallece a las 2 y media de la madrugada del sábado 19. Ramírez apenas da señales de vida y presenta fracturas diversas, falleciendo casi a la misma hora que su compañero.

Mientras tanto, el Voluntario Cato falleció el 1 de septiembre de 1896, sobreviviendo alrededor de nueve años a la gravedad de sus heridas.

En la Sesión Extraordinaria de Directorio del martes 3 de julio de 2012, se le otorgó la calidad de Mártir de la Institución a Victor Cato Velasco, por las lesiones sufridas en dicho siniestro.



Compartir esta noticia:

Comenta esta noticia: