0504

Información relevante sobre Bombero Operativo

El pasado 27 de marzo, la Academia Nacional de Bomberos (ANB), emitió la Resolución número 24/2017, donde resuelve que podrán obtener el nivel “BOMBERO OPERATIVO”, las personas integrantes de un Cuerpo de Bomberos, que posean 15 años de servicio o más cumplidos al 31 de Diciembre de 2014 y más de 55 años de edad a la misma fecha, a las que se les homologará este nivel por parte de la Academia Nacional de Bomberos.

En la referida Resolución, se detalla que la Academia dispone que los Cuerpos de Bomberos integrantes del Sistema Nacional de Bomberos establecido en el artículo 1° de la ley 20.564, deberán someter a sus Voluntarios a un régimen de capacitación y entrenamiento básico que les permita alcanzar el nivel denominado “BOMBERO OPERATIVO”.

Lea acá la Resolución número 24/2017: Homologación Nivel Operativo

0504

Citación de Secretaría General para Competencia “José Miguel Besoaín”

Cítase al Cuerpo al Ejercicio de Competencia por el Premio “José Miguel Besoaín”, correspondiente al año 2017, para el día domingo 9 del mes en curso, a las 07.45 horas.

Punto de Reunión: Campo de Entrenamiento Bomberil “Comandante Máximo Humbser Zumarán”. Panamericana Norte, KM 22 ½, Camino Lo Pinto s/n, Comuna de Colina.

Uniforme: De trabajo, pantalón blanco y caso de Compañía.

 

El Secretario General.  

 

3103

Capitanes del CBS conocieron la “Competencia José Miguel Besoaín”

A las 19:30 horas de este jueves 30 de marzo, los Comandantes de la Institución se reunieron en el Salón de Honor del Cuartel General, con los capitanes de las 22 Compañías de la Institución, para analizar y revisar los anexos de la competencia "José Miguel Besoaín, año 2017".

En la oportunidad, se leyó la Orden del Día número 40, donde se informó sobre el ejercicio de competencia.

El Cuerpo estará citado a las 08:00 horas del próximo domingo 9 de abril, en el Campo de Entrenamiento, "Comandante Máximo Humbser Zumarán", ubicado en Camino Lo Pinto s/n, Panamericana Norte km. 22 1/2, comuna de Colina.

Cumpliendo con la Orden, se procedió a informar el resultado del sorteo de actuación, tanto en Compañías de agua y escala. La distribución quedó de la siguiente manera:

  • Orden en las Compañías de Agua: 11ª – 3ª – 20ª – 9ª – 21ª – 10ª – 2ª – 4ª – 22ª – 19ª – 18ª – 1ª – 14ª – 13ª – 5ª – 17ª – 16ª.
  • Orden en las compañías de escala: 8ª – 12ª – 6ª – 7ª – 15ª.

Se les comunicó a los Capitanes, que el próximo miércoles 5 de abril, antes de las 19:00 horas, deberán entregar las nóminas de los Voluntarios corredores y aquellos que serán reservas.

Posterior a esto, se distribuyó los tamaños que deben tener las canchas: Agua: 50x50 / Escala: 50x50.

Actuaran como jueces de cancha, El 2do Comandante Gabriel Huerta Torres, el 3er Comandante Diego Velásquez Medrano, el 4to Comandante Ivo Zuvic Garcia y los ex Comandantes Señores Alejandro Artigas Mc Lean y Ricardo San Martin Correa.

El Juez General de esta Competencia será el Comandante Mauricio Repetto Contreras.

  • Relacionado

OODD 040 - Cita a Competencia Jose Miguel Besoaín 2017

OODD 040 - Anexo 1 Disposiciones Generales JMB 2017

OODD 040 - Anexo 2 Orden de Actuación de las Compañías JMB 2017

OODD 040 - Anexo 3 Disposiciones Compañías de Agua JMB 2017

OODD 040 - Anexo 4 Plano de la cancha de "Agua" JMB 2017

OODD 040 - Anexo 5 Disposiciones Compañías de Escala JMB 2017

OODD 040 - Anexo 6 Plano de la cancha de "Escalas" JMB 2017

OODD 040 - Anexo 7 Formato de Inscripción JMB 2017

OODD 040 - Anexo 8 Croquis para indicar el orden de caída de los blancos JMB 2017

 

3003

Ejército de Chile y el Instituto de Conmemoración Histórica homenajearon al CBS

El miércoles 29 de marzo, en dependencias del Edificio Bicentenario, el Ejército de Chile y el Instituto de Conmemoración Histórica, realizaron un homenaje al Cuerpo de Bomberos de Santiago, por su participación en el incendio del Cuartel de la Artillería, ocurrido el 27 de enero de 1880.

La ceremonia fue presidida por el Comandante en Jefe de la institución castrense, General Humberto Oviedo Arriagada, acompañado del Superintendente del Cuerpo, Erick Folch Garbarini, y el Presidente del Instituto de Conmemoración Histórica de Chile, Sergio Martínez.

También estuvieron presentes Miembros del Directorio Institucional, Oficiales Generales, Oficiales y Personal de Ejército, e invitados especiales, además de la Quinta Compañía del CBS en pleno.

En primer término, hizo uso de la palabra el Presidente del Instituto de Conmemoración Histórica de Chile, quien efectuó un relato de los sucesos ocurridos hace más de 137 años en el incendio de los actuales Arsenales de Guerra, “destacando el trabajo de los Voluntarios de las entonces ocho Compañías del Cuerpo de Bomberos, especialmente la Quinta, quienes con su Bomba a vapor Merryweather “Arturo Prat”, no dudaron en obedecer la orden del Voluntario Gustavo Ried Canciani: Nadie se mueva; firme la Quinta”.

Luego, se dirigió a los presentes el Jefe del Departamento Cultural, Histórico y Extensión del Ejército, Coronel Eduardo Villalón, presentando una reseña histórica de las funciones que cumplía el Cuartel de la Artillería, durante el desarrollo de la Guerra del Pacífico, agregando que “en este lugar se escribió otra página de héroes, quienes demostrando su compromiso con Chile, arriesgaron todo sin ceder ante la amenaza de las llamas, que no solo calcinarían las municiones de un Ejército, sino que la esperanza y voluntad de un pueblo guerrero que defendía y proyectaba su bandera”.

Más tarde el Director de la Quinta Compañía, José Miguel Rioseco, junto con agradecer el homenaje del Ejercito de Chile y el Instituto de Conmemoración Histórica al CBS, entregó el relato de los Voluntarios Ried Canciani y Ignacio Santa María Márquez De La Plata, los primeros en llegar al lugar, quienes testimoniaron lo ocurrido en los añosos registros de la Bomba “Arturo Prat”.

Posteriormente el General Oviedo, acompañado por el Superintendente Folch, el Presidente del Instituto de Conmemoración Histórica y el Director de la Quinta Compañía, procedieron a descubrir la placa que rememora lo ocurrido en la dantesca tragedia, y cuyo texto señala:

INCENDIO CUARTEL DE ARTILLERÍA

En la mañana del 27 de enero de 1880 en este lugar se desató un gran incendio que, no sólo amenazaba al histórico edificio, sino que a la ciudad entera, dado que en su interior se guardaba toda la munición que usaban las fuerzas chilenas en la Guerra del Pacífico.

En su extinción participó el Cuerpo de Bomberos de Santiago y le cupo una muy destacada labor a la Quinta Compañía, hoy Bomba Arturo Prat.

Ejército de Chile

2017

La ceremonia finalizó con una demostración de la Bomba a vapor Merryweather “Arturo Prat”, la misma que participó en dicho incendio y hoy es conservada como reliquia por la Quinta Compañía.

Para el Superintendente de la Institución, el reconocimiento del Ejército de Chile al CBS “es de un gran significado, ya que valora un hecho que es trascendental no solo en la historia del Cuerpo, sino que del país, y además simbolizada con la presencia de la misma Bomba que participó en ese siniestro”.

En tanto para el General Oviedo, efectuar este homenaje “es un orgullo, al apreciar en el relato histórico, la labor del Cuerpo de Bomberos de Santiago, en especial de la Quinta Compañía, quienes hoy mantienen el espíritu de esos hombres que, sin pensarlo, entregaron parte de su vida por evitar una tragedia mayor, y de la cual, con el descubrimiento de la placa recordatoria en el mismo lugar donde se produjo, hoy somos depositarios”.

2703

Comunicación de Secretaría General por fallecimiento del Voluntario Max Müller

Se comunica el sensible fallecimiento del Miembro Honorario de la Institución, Voluntario Honorario de la 15a. Compañía don Max Müller Vega (Q.E.P.D.), con Premio de Constancia por 55 años de servicios.

Sus restos serán velados durante el día de hoy en la Parroquia San Francisco de Sales, ubicada en Av. San María N° 5.600, Vitacura, y sus funerales se llevarán a efecto el día martes 28 del mes en curso, privadamente, en el Parque del Recuerdo, luego de la misa que se oficiará en esa Parroquia, a las 15 hrs.

El Secretario General.

  • Hoja de Servicio

El Voluntario Max Müller Vega, se incorporó a la 15ª Compañía el 25 de septiembre de 1959, sirviendo hasta el día de su fallecimiento, el 27 de marzo de 2017.

Don Max recibió la calidad de Miembro Honorario de la Institución el 16 de febrero de 2011. Su último premio de Constancia fue calificado el 24 de septiembre de 2014 por 55 años de servicio, con 539 asistencia sobrantes.

2703

La Peña de los 50 años se reunió en el Cuartel General del CBS

El pasado sábado 25, el Consejo de Oficiales Generales del Cuerpo de Bomberos de Santiago (CBS) ofreció el tradicional almuerzo a la Peña de los 50 años “Hernán Figueroa Anguita”, que esta vez se realizó en el Cuartel General de la Institución.

En la oportunidad, los integrantes de la Peña presididos por su presidente, don Alberto Brandán Canevaro, se reunieron en la plaza Alfredo Santa María, ubicada al interior del Cuartel General, donde disfrutaron de un grato momento junto a sus compañeros de ideal.

El Superintendente de la Institución, Erick Folch Garbarini, agregó que el Consejo de Oficiales Generales se sentía muy grato de hacer esta invitación a los Voluntarios más antiguos de nuestra Institución.

2303

Asume nuevo Secretario General del CBS

El Directorio del Cuerpo de Bomberos de Santiago (CBS), se reunió ayer en el salón de Honor del Cuartel General, para conocer el escrutinio de la votación efectuada por las 22 Compañías para proveer el cargo de Secretario General de la Institución.

El Tesorero General, en su estado de Secretario General (s), procedió a leer el resultado final de la votación, obteniendo la mayoría el Voluntario Honorario de la 6ª Compañía, Carlos Silva Sánchez.

El Superintendente CBS, Erick Folch Garbarini, le informó de la decisión y le entregó las condecoraciones que deberá lucir en todo acto de la Institución.

  • Hoja de servicio

Voluntario Honorario de la 6ª Compañía, don Carlos Silva Sánchez, se incorporó el 15 de julio de 1988. En la Compañía, desempeñó los cargos de Ayudante2°, Secretario, Teniente 1° y Director, en tanto que en el Cuartel General ocupó el cargo de Inspector de Secretaría General.

Cabe señalar, que el Voluntario Silva resultó gravemente herido en el incendio de calles Catedral y Maipú, el 20 de diciembre de 1990. Tras una recuperación satisfactoria, la 6ª Compañía le confirió la “Medalla de Hierro”. Como consecuencias de las lesiones que sufrió en ese mismo incendio, a los pocos días falleció el mártir Claudio Cattoni Arriagada, Voluntario de la 11ª Compañía.  

El 19 de junio de 2013, recibe su último Premio de Constancia calificado, por 15 años de servicios, con 585 asistencias sobrantes. 

  • El trabajo que se avecina, qué duda cabe, es inmenso, pero confiados en el éxito y futuro

En sus primeras palabras como Secretario General, Carlos Silva Sánchez, agradeció la posibilidad de ejercer el cargo y el trabajo realizado por su antecesor.

“Sean mis primeras palabras al asumir como Secretario General de la Institución, una muestra indeleble de compromiso y honor para ejecutar tan noble cargo. Sin duda que mis predecesores podrán dar fe de lo que señalo. Ellos han sido actores principales del devenir de la Secretaría General a través de los años y su trabajo, son un mudo testimonio de lo que señalo. Desde don Máximo Arguelles, primer Secretario General de la institución, hasta don Camilo Torres mi antecesor, han sido una muestra del compromiso y honor del cual les hablo”.

Frente al trabajo que se avecina, subrayó que no hay tiempo para pausas y que la Institución siempre respetará las tradiciones de los Fundadores.

“El trabajo que se avecina, qué duda cabe, es inmenso, pero confiados en el éxito y futuro de una institución cada día más profesional, entregando un servicio de excelencia, pero a la vez, respetando las tradiciones de nuestros fundadores, nos debe motivar a sacar lo mejor de nosotros, para que, de esta manera podamos entre todos hacer más grande, a nuestra querida institución”.

Al finalizar, Carlos Silva, destacó un momento en su historial bomberil ocurrido el 20 de diciembre de 1990.

“Permítanme contarles una infidencia de mi trayectoria bomberil. La vida me regaló una segunda oportunidad hacia fines del mes de diciembre del año 1990. Oportunidad que no se la brindó a un mártir de nuestra institución. Querido Claudio, siempre trataré desde el lugar que me corresponda, ser digno de esa segunda oportunidad que tú no tuviste. Espero que frente a tus ojos sea suficiente”.  

2203

CBS participó en la 2da Feria de Innovación de Aguas Andinas

La empresa Aguas Andinas, efectuó la "2da. Jornada de Innovación 2017", instancia en la cual se presentó y premió a diversos proyectos de innovación creados con participación de la comunidad, con motivo de la celebración del “Día Mundial del Agua”.

En la actividad, emplazada al interior de las instalaciones del centro de trabajo colaborativo IF Blanco, en la comuna de Recoleta, destacaron un grifo con alarma, llamado Grifo Gritón; un sistema de telemando a distancia para las Plazas del Agua; y un grupo de alumnos de la comuna seleccionados para asistir a un concurso internacional de robótica.

La feria también contó con el desarrollo de una serie de charlas, destacando a Miguel San Martin, jefe técnico de la Misión Curiosity 2012 de la NASA, que incluyó el aterrizaje de un astromóvil de exploración marciana en Marte.

El ingeniero contó detalles de sus misiones en la institución y cómo logró junto a su equipo aterrizar con la misión Mars Pathfinder en Marte el año 1997, destacando en reiteradas ocasiones en su ponencia que "el agua es la base de la vida".

La Institución, instaló un stand mostrando a los presentes diferentes publicaciones y videos, además de detallar la participación de Aguas Andinas en el próximo Museo de Bomberos.

 

2103

Eduardo Rivas Melo: A 36 años de su muerte

El Cuerpo de Bomberos de Santiago (CBS) recuerda, este 21 de marzo, al Voluntario de la 13ª. Compañía, Eduardo Rivas Melo, quien encontró la muerte en el incendio de la Torre Santa María.

Patricio Correa Cuevas, Voluntario Honorario de la 13ª Compañía, recuerda el trágico momento en el siguiente relato:

  • Vivir la pérdida de un Bombero, un compañero, un trecerino

La Paila del Cuartel Celestial del Cuerpo de Bomberos de Santiago inesperadamente  comienza a estremecer los cielos con su ronco tañido, anunciando que ha sucedido lo más temido por los Caballeros del Fuego.

Con nerviosa y presurosa calma van apareciendo entre luces y  sombras las multicolores Guerreras, brillando cascos y charreteras, tomando colocación la celestial formación de aquellos que nos han precedido.

 la cabeza, la Legión de Héroes que entregaron sus vidas por el Ideal de Servir Sin Esperar Recompensa y en esa Legión se distinguen claramente Tres Cascos 13.

Sólo un instante después, entre destellos luminosos y formaciones astrales, comienza a apreciarse la figura estilizada de un joven muchacho que avanza hacia el compacto grupo que lo espera; avanzando erguido, con paso seguro, luciendo orgulloso el resplandeciente 13  en la cucarda de su casco.

EDUARDO RIVAS MELO se incorpora con Honores a la Historia de la Decimotercera, grabando desde ese día y en forma imperecedera, su nombre en los Corazones Trecerinos y en nuestro Material Mayor.

Sí… Ha caído un Trecerino nuevamente, siendo recibido con honores al integrarse a la Gallarda Formación de la Legión de Mártires del Cuerpo de Bomberos de Santiago; formando EDUARDO junto a ALFREDO, MIRKO y OSCAR y tantos héroes  pertenecientes a nuestras Compañías hermanas que lo precedieran.

Es cercano al medio día del Sábado 21 de Marzo de 1981 y en un lugar de Providencia, a los pies de la Virgen del San Cristóbal, sus camaradas de ideal lloramos, sin poder  convencernos que uno más de los nuestros ha caído.

La tragedia del Incendio en la Torre Santa María ya ha costado la vida a ocho personas.  

El Incendio está controlado. La Decimotercera, como siempre, con la satisfacción de la tarea cumplida, se prepara para la retirada. Pero nuestra retirada aun tardará.

Como Ayudante del Comandante Ilabaca, recibo impensadas e inesperadas comunicaciones radiales.   

Equipos de Rescate que recorren las instalaciones siniestradas han encontrado, en uno de los ascensores, los cuerpos sin vida de tres personas. Uno de ellos, Voluntario del Cuerpo de Bomberos de Santiago. 

Entrecortadamente y con dificultad se informa de tiras de 50, enrolladas en serpentín, junto al cuerpo sin vida del Voluntario caído.  

Los colores que identifican ese material no están claros, aunque parecen ser azul y amarillo; los colores que identifican el Material de la Decimotercera.

Temiendo lo peor, nuestro Capitán Ricardo San Martín se dirige al lugar de origen de la información.   

La Decimotercera, ya reunida para la retirada, comienza a alterarse. El Teniente Primero ordena formar a la Compañía, tratando de contener el natural y humano desbande. La Decimotercera, curiosamente, forma en una línea; facilitando la tarea de las cámaras que van sacando al aire los rostros contritos de cada uno de nuestros Voluntarios

Ya se ha confirmado que hemos perdido a uno de los nuestros.

HA  FALLECIDO  EN  ACTO  DE  SERVICIO  UN  INTEGRANTE  DE  LA GUARDIA NOCTURNA  DE  LA  DECIMOTERCERA  COMPAÑÍA  DEL  CUERPO  DE  BOMBEROS  DE  SANTIAGO… 

EL VOLUNTARIO SEÑOR EDUARDO RIVAS MELO HA FALLECIDO EN ACTO DE SERVICIO.

  • Incendio en la Torre Santa María

Las radios abren sus parlantes con el clásico sonido de los Chanchos de Incendio…   No hubo Llamado…  Incendio directo.

Como siempre, corro con el Mono en la mano para alcanzar la K-1 y en la esquina de Rafael Cañas y Providencia se frena mi carrera.  La imagen es impresionante.   

Con incredulidad observo en dirección Nor-Este el moderno e inteligente Edificio de la Torre Santa María; en esa época un ícono de la modernidad de Santiago.   

La estilizada figura de la torre de hormigón y cristal se aprecia como si estuviera vestida de negro, envuelta desde su zona media en una densa humareda que se eleva al cielo  en gruesa y oscura columna. Un cordón de fuego en su altura media, parece conformar el cinturón de ese negro vestido.

No corro hacia la K-1… Me quedo estupefacto observando el siniestro espectáculo… El Edificio más alto y moderno de la ciudad está en llamas… 

Casi literalmente, un conductor de taxi me sube a su auto y se dirige raudo al lugar…  Ya se nota en las personas y en el entorno el impacto que causa el Incendio de la Torre Santa María… Tacos vehiculares en Av. Santa María…, vehículos por doquier…, algunos despejando el paso a las Máquinas de Bomberos… Mucho sólo detenidos para mirar… Caos  generalizado en la zona.

La Berliet de la Decimotercera - nuestra Chancha - llega pocos minutos después y se arma a grifo en la esquina Nor-Poniente de la Torre…  Ya se ha ordenado el despacho de todas  las  Mecánicas  al  Incendio… 

Los Guardianes que tripulaban la Bomba 13 comienzan su trabajo de inmediato.  Entre ellos…, Lalo.

Nunca sabremos por qué, pero Lalo decide subir en ascensor, junto a dos personas del staff del edificio, quedando finalmente atrapados en la fría caja metálica, sin llegar a  destino, a pocos metros del  piso  siniestrado.

Es sólo un piso el afectado pero lo que se aprecia es una dantesca tragedia. Cuerpos calcinados en el piso siniestrado. Personas que se lanzan al vacío, en vanos y desesperados intentos por salvarse de las llamas o del tóxico y espeso humo. 

Tal vez, lo visto ese día sea algo con lo que eventualmente podemos encontrarnos en nuestra tarea bomberil.   Es una tragedia lamentable pero ya sabemos de esas. 

Nuestra misión como Compañía estaba cumplida…  Y muy bien cumplida.

Lo de Lalo llega al final, cuando se suponía que todo había terminado…  Y se suponía que había terminado bien…   

Pero para  los Trecerinos, para nuestra querida Decimotercera, terminaba mal…   Lo peor recién comenzaba…

  • El proceso de rescatar y reconocer el cuerpo  

Al rescatar el cuerpo de Lalo, bajándolo desde la azotea en un helicóptero de Carabineros, quienes tuvimos la dolorosa tarea de trasladar el cuerpo hasta un lugar más privado, debimos enfrentarnos duramente a la nube de reporteros gráficos y camarógrafos de prensa que, intentando hacer su trabajo, buscaban la  imagen más morbosa de nuestro hermano caído. 

Con un saco de arpillera del propio helicóptero cubrimos respetuosamente la tostada cara de Lalo y, entre golpes, patadas y empujones contra la nube de la Prensa, trasladamos a nuestro Voluntario Caído hasta la Segunda Máquina de la Compañía en ese entonces…  No recuerdo si era J-13 o X-13.

En esa Máquina, con el Comandante Mario Ilabaca y el Coronel de Carabineros a cargo del Procedimiento, se procede a su identificación oficial…  El Comandante me encarga esa tarea y lo hago con voz entrecortada por el dolor y el naciente llanto.

“MI  COMANDANTE…,  SU  NOMBRE  ES  EDUARDO  RIVAS  MELO…,  VOLUNTARIO  DE  LA  DECIMOTERCERA  COMPAÑÍA…”

Luego de esa penosa pero necesaria tarea, en la misma Máquina trasladamos a Lalo al estacionamiento subterráneo; dejando allí su cuerpo sin vida, junto a los otros diez cuerpos de los fallecidos en el Incendio de la Torre Santa María, aquel desdichado sábado 21 de Marzo de 1981.  

Cumplido ese triste deber con nuestro Voluntario Mártir, solicité mi retirada al Uno, integrándome a mi Compañía.

El regreso a nuestro Cuartel de Eliodoro Yañez fue muy silencioso, encontrándonos allí con nuestras esposas, nuestros hijos y familiares, espectadores todos ellos en vivo y en directo del  Incendio de la Torre Santa María y  de nuestro dolor de Trecerinos.    Ese había sido el Incendio más mediático que  hubiésemos conocido hasta entonces.

Esa tarde, acompañados por nuestras Compañías hermanas, recuperábamos los restos mortales de Lalo, trasladándolo hasta su Cuartel en Providencia; su casa.

Al día siguiente, en triste pero gallarda columna de marcha, desplazándonos por las calles de Providencia y de Santiago, lo  trasladaríamos hasta el Salón de Honor del Cuartel General, siempre acompañados de nuestros camaradas de ideal, recibiendo a Lalo en Santo Domingo el ronco y lastimero tañido de la Paila.

Finalmente y ante el silencioso pesar de la ciudadanía y acompañados por muchos otros  Cuerpos de Bomberos, lo llevaríamos hasta el lugar de su descanso eterno.

EDUARDO  RIVAS  MELO  -  el Lalo  -  fue  y  será  siempre  uno  de  los  nuestros…,  un  Trecerino…,  un  Orgulloso  Trecerino.

VOLUNTARIO  FALLECIDO  EN ACTO  DE SERVICIO…

EDUARDO  RIVAS  MELO…

PRESENTE

  • 36 años después de la tragedia

Transcurridos ya treinta y seis años de ese fatídico episodio de nuestra historia como Compañía, hoy quisiera reafirmar un concepto que, con el paso de los años, se ha ido reforzando en mi mente y en mi quehacer bomberil.

En mi parecer, una de las condiciones indispensables para ser Bombero es no ser  egoísta.    No podemos ser egoístas con lo que sabemos, con lo que vamos aprendiendo a lo largo de nuestra vida bomberil y  fundamentalmente,  no podemos ser egoístas con lo que entregamos a las nuevas generaciones. 

Sin embargo, reitero lo que les he dicho a muchos jóvenes bomberos en más de una ocasión…

Quiero ser egoísta con las nuevas generaciones de Bomberos, porque no quiero, bajo ninguna circunstancia, que los más jóvenes sufran alguna vez el dolor de vivir la pérdida de un Hermano de Ideal, en circunstancias tan dolorosas como las que nos ha tocado a los más viejos vivir. 

Y en la Decimotercera, todas las generaciones hasta el Sábado 21 de Marzo de 1981 han debido sufrir ese inmenso y desgarrador dolor

Es  tarea  de  los  Viejos  preocuparnos y estar atentos a  lo  que  hacen  y como  lo  hacen  los  Jóvenes.

Es tarea de los Jóvenes creerles a los Viejos, hacerles caso a los Viejos cuando les hablan, aunque se sigan sintiendo, como Jóvenes que son, los dueños del mundo y que nunca les va a pasar nada a ellos.

Que ALFREDO MOLINA GODOY,  MIRKO BRNCIC TABOADA,  OSCAR ALCAINO CACERES y  EDUARDO RIVAS MELO nos ayuden en esta tarea.

 

Patricio Correa Cuevas

Voluntario Honorario

13ª Compañía, Cuerpo de Bomberos de Santiago

 

 

1903

Johnson, Ramírez y Cato: La historia de una tragedia

El Cuerpo de Bomberos de Santiago (CBS) recuerda, este 19 de marzo, a dos integrantes de la 3ª. Compañía, quienes encontraron la muerte al combatir un incendio declarado en  calle de San Miguel, actual Ricardo Cumming. Nos referimos a los mártires Luis Segundo Johnson Ulloa y Rafael Ramírez y Salas.

Otro Voluntario, Víctor Cato, cae gravemente herido, falleciendo a consecuencias de las lesiones nueve años más tarde, el 1 de septiembre de 1896. El 3 de julio de 2012, el Directorio de la Institución lo declaró mártir.

  • Acá un extracto del Libro de Guardia de la Tercera Compañía:

Jueves 17 de Marzo, año de 1887, se daba la alarma por la Paila de haberse declarado un incendio en la Calle de San Miguel Nº 11 (actual Ricardo Cumming). La Bomba Poniente fue sacada a pulso por el personal que a esa hora se encontraba en el cuartel y llevada rápidamente al lugar del incendio, colocando gemelo y armando dos pitones, los que prontamente lograron dominar el siniestro, quedando luego la compañía de guardia.

Para sofocar los últimos restos del incendio, el personal colocó los dos pitones en el vasto patio de la casa, el que era semicuadrado y con murallas de adobe.  En el centro una pila de agua y diseminados en torno, muebles, maderas y un catre de fierro.  El personal se agrupaba en torno a los pitones y a las uniones de las tiras i observaban los últimos focos en medio de euforia y tranquilidad que siempre tienen los vencedores en un combate de este tipo.

En el pitón ubicado a la derecha del patio, estaban los voluntarios Johnson, Ramírez y Víctor Cato, el que en medio de las bromas de sus compañeros se reclinó en el catre de fierro para pitonear más cómodamente.  En ese momento se desplomó el muro poniente, tomando de lleno a Ramírez, sepultando a Cato entre las ruinas del catre de Fierro y derribando a Johnson sobre la pila de agua, la que le causó graves lesiones en el estómago.  Ramírez resulto con el brazo izquierdo y el hombro quebrados,  con fracturas en la pierna derecha y con rotura del pulmón izquierdo, además de fracturas de costillas de ese costado.  Cato tenía la cara y la pelvis lesionadas seriamente”.

Del Diario “El Ferrocarril” del viernes 18 de marzo de 1887, textual: Al ruido producido por el derrumbe, acudieron varios voluntarios de la 3ª y otras compañías y paisanos que se encontraban alrededor del edificio amagado.  Mui pocos instantes permanecieron debajo de las ruinas los tres voluntarios, solo el tiempo que se empleó para despejar los escombros del sitio en que se encontraban.

El señor Víctor Cato, que tiene 28 años, soltero, comerciante, fue encontrado montado sobre un catre de fierro, con la cabeza metida entre algunas maderas; resulto con una grave herida en la región del periné.   Hacía dos años que prestaba sus servicios en la Compañía.

El señor Ramírez, de 26 años, soltero, empleado municipal, resultó con el brazo izquierdo fracturado y graves contusiones en el cuerpo.  Se había incorporado a la compañía en el mes de Noviembre del año 1886.

El señor Luis Johnson, de 25 años, casado, comerciante, que fue encontrado con dos vigas sobre el cuerpo, resultó con contusiones en la región abdominal y tenía una pequeña herida en el muslo.  Había ingresado a la compañía en el mes de Mayo de 1886. Hace dos años que contrajo matrimonio con la señorita Elvira Braniff quien en la actualidad se encuentra próxima a ser madre.

Una vez rescatados los heridos se les condujo a las casas vecinas para ser atendidos, el señor Cato fue llevado a la Nº 35, el señor Ramírez, a la núm. 15 y el señor Johnson al núm. 17, todas ubicadas en la calle de San Miguel, en donde se le hicieron las primeras curaciones a los dos últimos.  Terminadas las curaciones fueron nuevamente trasladados.

El señor Cato al cuartel de bomberos en donde se le hizo la primera curación por los doctores y después se le condujo al Hospital San Vicente de Paul.

Posteriormente el señor Rafael Ramírez fue trasladado a la calle de las Rosas núm.18, casa del señor Pedro Carrillo, Teniente 3º de la Compañía.

El señor Luis Johnson fue conducido a su casa del Hotel del Sur, en las inmediaciones de la Estación Central.

A las nueve de la noche una junta de Doctores en casa del señor Ramírez comprueba su estado el que inspira serios temores, por lo que volverán a reunirse a la mañana siguiente.

El señor Cato fue reconocido a las ocho de la noche y a pesar de sus heridas, se piensa que su estado no es de lo más alarmante.

El señor Johnson, aunque no ha recibido lesiones exteriores, temen los facultativos que se le declare una peritonitis, lo que puede ser grave.

El “Ferrocarril” del domingo 20 de Marzo de 1887, relata lo sucedido en la madrugada del sábado 19 de marzo.

El señor Ramírez se encuentra en casa del señor Pedro Carrillo, Teniente 3º de la Tercera, donde con su esposa la señora Susana Laval, han puesto el empeño más decidido y noble para atenderlo.   A las nueve hubo junta de doctores  y opinaron que el caso era desesperado, no obstante se continuó con todo celo atendiéndolo.

Quedo de médico de cabecera el doctor Oyarzun, hasta que a eso de las dos de la mañana se notó que se acercaban los últimos momentos del enfermo.

Se recurrió al convento de Santo Domingo en demanda de auxilios religiosos, y el Padre Correa alcanzó a prestárselos.

Poco después de las 2 y 40 minutos de la madrugada, dejaba de existir en medio de la consternación y del recogimiento religioso de cuantos le rodeaban.

Se encontraban presentes, entre otras personas, los señores Carlos Rogers, Arturo Claro y una comisión de la 3ª compañía compuesta de los señores Francisco Pardo Duval Secretario, José María Oyarzun y Antonio Navarrete.

Poco rato después llego la comisión sanitaria de la 5ª compañía de bomberos a anunciar que el señor Johnson estaba también agonizante.  Se movilizaban en una carretela en la que se dirigió la aludida comisión, al Hotel del Sur.

Lea más en www.laheroica.cl