Institución

Compañías

11ºa Compañía

Fue en 1914, cuando el entusiasta chileno hijo de padres italianos Ricardo Federici Botto, renunció a la Duodécima Compañía para hacer realidad el anhelo de formar una Compañía de Bomberos Italianos; pero la Colonia Alemana estaba en la misma senda, y el 3 de junio de 1914 el Directorio del Cuerpo debió decidir cuál de las dos se haría cargo de la 11ª Compañía. Tras ser elegidos por la Comandancia para comandar la Compañía, los "vigili del fuoco" han estado profundamente ligados a la historia de Italia, e incluso algunos de ellos sirvieron en la Primera Guerra Mundial. Para los de la "Pompa Italia" es fundamental que todo Voluntario que ingresa a sus filas tenga conocimiento de hechos destacados que marcan la historia de la Compañía y que demuestran la calidad humana y grandeza de sus protagonistas.